EL COMPLIANCE Y LA RSC SON LOS GRANDES ELEMENTOS DE LEGITIMACIÓN SOCIAL DE LAS EMPRESAS.

La Responsabilidad Social Corporativa o Empresarial es un elemento fundamental dentro del Corporate Compliance, máxime si nos referimos a la RSE-D (RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL Y DISCAPACIDAD). El Corporate Compliance nace, no sólo de la necesidad de la empresa de cumplir con la normativa legal, sino del compromiso social que adquieren algunas empresas de establecer un sistema  interno para lograr cumplir con los parámetros de ética, sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa. Se trata del compromiso añadido de las empresas de llevar a cabo su actividad con criterio social. Ese compromiso con la protección del medio ambiente, con el desarrollo sostenible, con la conciliación de la vida profesional y familiar, la prevención de riesgos laborales y salud laboral, la ética de los negocios, la transparencia, la reputación, etc…, integran la responsabilidad social corporativa de una empresa.

La Responsabilidad Social Corporativa de las empresas utilizan como instrumentos clave sus códigos de conducta, controlados por un CANAL de DENUNCIAS que debe ser externo para garantizar la confidencialidad e independencia, elemento crucial para garantizar que la empresa cumple no sólo con la normativa vigente sino con todos los criterios éticos, sociales y medioambientales que los clientes exigen a las empresas.

Cada vez más empresarios entienden que la vida empresarial debe tener un comportamiento acorde con los principios que se consideran éticamente correctos en la sociedad en la que actúan. No es de extrañar que, en los últimos años, haya una corriente que promueva la responsabilidad social corporativa.

Además, hay empresas que por el sector en el que operan tienen muy claro la defensa de determinados valores. Muchas compañías tecnológicas creen necesario que en su comportamiento deben incluir accesibilidad y diseño accesible a cualquier persona a través de plataformas ‘amigables’.